Restricciones de agua podrían obligar a la industria catalana a reducir su producción

Restricciones de agua podrían obligar a la industria catalana a reducir su producción

La industria catalana se enfrenta a la posibilidad de reducir su producción debido a las restricciones de agua impuestas por la sequía, especialmente en aquellos sectores que dependen intensivamente de ella y la incorporan en su producto final, según expertos consultados por Europa Press. Esta situación preocupa al sector, ya que la Generalitat decretó el pasado 28 de noviembre la preemergencia por sequía en el sistema Ter-Llobregat y estableció un límite de consumo de agua a 210 litros por día y habitante, que se reducirá a 160 litros si se alcanza la fase de Emergencia III y no llueve.

Joan Tristany, director general de la patronal Amec, ha resaltado que las restricciones afectarán al conjunto de la industria, pero aún es necesario evaluar su magnitud. Ha explicado que el sector industrial utiliza agua en dos ámbitos principales: los procesos productivos y el producto final, siendo este último el más susceptible de ser afectado.

Tristany ha señalado que, a diferencia del consumo doméstico, que puede reducirse de manera más rápida, mejorar la eficiencia de los procesos en la industria no es algo inmediato. Sin embargo, Salvador Sedó, director de Desarrollo Sostenible de Foment del Treball, ha asegurado que muchas empresas podrán continuar con su producción a pesar de las restricciones.

Según Sedó, los sectores químico y papelero pueden ser los más perjudicados por las limitaciones, debido a que necesitan agua para su producto final. Juanjo Meca, secretario general de Fedequim, ha advertido que segmentos como la química fina, que fabrica principios activos para medicamentos, podrían verse obligados a detener su producción en estas circunstancias.

Meca ha alertado que la declaración de emergencia y la aplicación de nuevas restricciones podrían poner a algunas empresas al límite de sus capacidades. Por su parte, Tristany ha destacado que en muchos procesos productivos se está trabajando en la regeneración del agua, una medida que se realiza tanto por voluntad propia como por normativa, aunque reconoce que todavía hay mucho camino por avanzar.

Sedó ha afirmado que la industria es consciente de la sequía y está trabajando en promover el uso del agua regenerada y la circularidad del recurso. Además, ha pedido que se tengan en cuenta los planes de ahorro presentados por las empresas al imponer restricciones en el suministro de agua.

Tags

Categoría

Catalunya