Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Autoridades catalanas permiten a gimnasios y clubes deportivos llenar piscinas en caso de sequía

Autoridades catalanas permiten a gimnasios y clubes deportivos llenar piscinas en caso de sequía

Los gimnasios y clubes deportivos de Catalunya que cuenten con piscinas cubiertas y descubiertas podrán llenarlas durante la sequía, siempre y cuando compense el uso de agua ahorrando en otras instalaciones, según ha informado la Associació d'Empreses de Catalunya d'Activitat Física i Fitness (Adecaff) a Europa Press.

Según ha informado Betevé, los establecimientos deportivos podrán llenar sus piscinas y regar las zonas deportivas en las fases de emergencia 1 y 2, a cambio de reducir el consumo de agua en otros aspectos, como las duchas.

Las fuentes de Adecaff han explicado que estas indicaciones les fueron proporcionadas por la Generalitat en relación a las modificaciones que se realizarán en el Plan de Sequía una vez que se declare el estado de emergencia.

Además, han señalado que se han reunido con representantes de la Agència Catalana de l'Aigua (ACA) y de la Conselleria de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat, quienes les han expresado que los gimnasios y clubes deportivos no son "grandes consumidores de agua" y que desean minimizar las afectaciones en sus instalaciones debido a las restricciones de agua.

El Plan Especial de Sequía de Catalunya contempla la prohibición del llenado total o parcial de las piscinas, pero permite excepciones en los establecimientos deportivos con ciertas condiciones.

En la fase de emergencia 1, las piscinas podrán ser llenadas, pero deberá haber un cierre parcial de las duchas para compensar el consumo de agua.

En la fase de emergencia 2, si se mantiene la piscina abierta, será obligatorio cerrar las duchas. Y en la fase de emergencia 3, se deberá cerrar el servicio de duchas en todos los clubes deportivos.

Estas medidas comenzarán a aplicarse cuando se declare el estado de emergencia por sequía, lo cual ocurrirá cuando los embalses de las cuencas internas catalanas estén por debajo del 16% de su capacidad.