Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Fernández denuncia maniobra para convertir al PP en "principal partido opositor"

Fernández denuncia maniobra para convertir al PP en

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha llamado a la movilización pacífica, "pero constante y sostenida", en rechazo al pacto entre el PSOE y Junts para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno en funciones.

Fernández advirtió sobre una estrategia para convertir al PP en una especie de partido oficial de la oposición, a raíz de los acuerdos alcanzados por el PSOE.

Estas declaraciones se dieron durante la Escuela de otoño del PP celebrada en Mataró (Barcelona), donde también estuvieron presentes Carmen Fúnez, vicesecretaria de Políticas Sociales y Reto Demográfico; Santi Rodríguez, secretario general del PP en Catalunya y diputado en el Congreso; Xavier García Albiol, alcalde de Badalona; y Manu Reyes, alcalde de Castelldefels.

El líder del PP catalán explicó que hay que evitar que se impida la alternancia política en España mientras dure el proceso español, que considera un problema para todo el país y no solo para Cataluña. Por lo tanto, hizo un llamado a la movilización cívica y pacífica para mostrar la indignación de la mayoría de los españoles ante el pacto PSOE-Junts.

Fernández también sostuvo la importancia de utilizar todos los recursos legales disponibles para responder a través de la justicia y propuso una respuesta política-institucional coordinada entre los gobiernos autonómicos y municipales del PP. Además, hizo hincapié en la necesidad de preservar la Constitución.

El líder del PP catalán argumentó que el pacto PSOE-Junts está basado en coyunturas políticas que no representan el interés general y señaló que este acuerdo pone en peligro el Estado del bienestar, genera inseguridad jurídica y judicial, y daña la imagen internacional de España.

Además, Fernández considera que este pacto provoca una verdadera crisis moral y una humillación sin igual a los servidores públicos que se enfrentaron a la crisis de 2017, entre ellos el Poder Judicial, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las formaciones políticas y los constitucionalistas.

Finalmente, el presidente del PP catalán criticó las diferentes visiones de futuro que tienen los impulsores del pacto, señalando que la extrema izquierda busca una república confederal, la izquierda apunta a una España confederal asimétrica y los separatistas obviamente luchan por la independencia.